Cómo poner correctamente una inyección subcutánea

    Tras haber explicado como poner correctamente una inyección intramuscular, vamos a contar ahora como hacerlo cuando la medicación va a quedar a nivel subcutáneo, algo más sencillo que el anterior pero que necesita igualmente consejos previos para evitar reacciones indeseadas. Ofrecemos asistencia enfermera en Sevilla para poner inyección subcutánea para niños y adultos o bien, clases prácticas para enseñar a ponerlas en casa.


¿Qué es una inyección subcutánea?

Las inyecciones subcutáneas (S.C) introducen el fármaco prescrito en una de las capas más superficiales de la piel, donde hay tejido adiposo (grasa). Al ser tan superficial, la aguja que se utiliza es pequeña y el dolor es inferior a las inyecciones intramusculares.
Al haber poco flujo sanguíneo en el tejido adiposo, el medicamento va a ser reabsorbido de forma más lenta, a veces más de 24 horas.


Medicamentos típicos para administración subcutánea

  • Insulina para diabéticos
  • Anticoagulantes
  • Fármacos para la fecundidad
  • Tratamiento para enfermedades reumatoides
  • Vacunas del calendario para niños
  • Vacunas para la alergia

¿En qué parte del cuerpo administrar una inyección subcutánea?

Existe gran variedad de zonas corporales donde poder administrar una inyección subcutánea. Cuando son inyecciones diarias, lo ideal es que no pinchemos reiteradas veces en las mismas zonas con el fin de evitar dañar la piel y causar lipodistrofias. Recomiendo ir alternando la zona corporal. Conozcamos las más frecuentes:

  • Brazo; en la zona lateral y posterior del brazo, 4 dedos por encima del codo y 4 dedos por debajo del hombro.



  •  Muslo; en su zona anterior, 4 dedos por encima de la rodilla y 4 dedos por debajo de la cadera

  • Abdomen; alrededor del ombligo, 3 dedos a la derecha del ombligo y 3 dedos a la izquierdo del ombligo.


Material necesario
  • Guantes de un solo uso adaptado al tamaño de su mano 
  • Medicación a administrar ( ya preparada izq./ vial para extraer con jeringa y aguja a la dcha.)
                              

  • Aguja S.C (color naranja claro)
  • Algodón
  • Jeringa de 1 ml o bien de 100 U.I ( Unidades Internacionales) que viene siendo lo mismo.


Técnica de inyección subcutáneo

  1. Preparar sobre un paño limpio el material que vamos a usar.
  2. Lavar las manos con jabón y agua abundante. Podemos añadir antiséptico de mano y dejar secar.
  3. Colocar guantes.
  4. Verificar estado de la medicación, fecha de caducidad.
  5. Preparar la medicación: ---> Algunas vienen listas para administrar.

  6.                                  ---> Otras tienes que coger con la jeringa de insulina la cantidad exacta de medicación que le han prescrito a partir de un vial que tiene para varias dosis.
  7. Colocar al paciente cómodo y explicarle el procedimiento de la técnica; indicarle que será algo rápido y que necesitas que mantenga el músculo relajado e inmovilizado porque así sentirá menos dolor.
  8. Desinfectar la zona donde vamos a pinchar con alcohol 70º (preferible usar suero salino fisiológico en caso de inyectar una vacuna)
  9. Coja un pliegue de la piel donde solo note grasa y no músculo, es decir, coja un pellizco superficial.
  10. Introducir de forma decidida y rápida la aguja en la piel porque de esta manera será menos dolorosa. Dirección de la aguja --> 45º respecto de la piel.
  11. En este tipo de inyecciones, si estamos en tejido subcutáneo, no hace falta aspirar para comprobar si estamos en vaso sanguíneo, puesto que el tejido adiposo no está vascularizado.
  12. Inyectar lentamente el líquido.
  13. Sacar la aguja una vez terminemos. No apresurarse, antes hay que asegurarse que hemos desechado la aguja para no pincharnos.
  14. Desechar material utilizado. Las agujas irán a un contenedor amarillo específico para objetos punzantes que pasarán a ser incinerados.


Tener en cuenta...

  1. La medicación a inyectar debe ser recetado por un facultativo.
  2. Algunas medicaciones (vacunas, insulina) necesitan almacenarse en frigorífico para su conservación. El lugar idóneo dentro del frigorífico es en el centro del mismo, ni pegado en las paredes que se congelan y modifican propiedades del fármaco, ni en la puerta que sufre más cambios de temperatura.
  3. No pinche sobre piel enrojecida, hinchada ni con cicatrices.
  4. Si el vial del medicamento se puede utilizar para más de una dosis, ponga la fecha y hora del día de inicio en la etiqueta.
  5. No hace falta frotar con el algodón sobre la zona de la piel donde se ha inyectado.
  6. En algunas inyecciones subcutáneas ya cargadas como Clexane® o Hibor®, no necesitan expulsar la pequeña burbuja de aire que presenta la jeringa, puesto que ese mismo aire sirve como tapón una vez que se inyecta al tejido subcutánea para que no se salga la medicación.
  7. Asegurarse previa administración del fármaco de: fecha de caducidad, aspecto del contenido, conservación.
  8. Las personas anticoaguladas que toman medicación como el Sintrom® necesitan una presión del algodón sobre la zona tras la inyección durante al menos 3 min. para evitar sangrados.
  9. A veces, inmediatamente tras retirar la aguja una vez la medicación administrada, podemos observar como una cantidad de esa medicación retorna fuera de la piel en forma de chorro. Esto puede ocurrir por dos motivos: o por haber administrado una cantidad alta de líquido o bien por la presión que está ejerciendo la persona sobre el músculo pinchado durante el tiempo que dura la técnica a causa del nerviosismo del momento.
  10. Atención a los posibles mareos de las personas más susceptibles a las técnicas sanitarias. Si lo realizamos con el paciente tumbado en una camilla nos evitamos riesgo de caída y golpes por desvanecimiento.
  11. Al cargar (preparar) la medicación, la punta de la aguja utilizada se desafila, por lo que conviene utilizar una aguja para cargar medicación y otra para inyectar al paciente.
  12. Si la medicación estaba en la nevera debe mantenerse a temperatura ambiente durante unos minutos y frotarlo enérgicamente entre nuestras manos.
  13. Todo el material que se utiliza es desechable, de un solo uso.
  14. Cambie la ubicación de la piel donde se pincha. Inyecciones reiteradas sobre la misma zona de la piel puede dañarla. Dejar al menos un pulgar entre zonas de inyección.

¿Dónde me pueden administrar una inyección subcutánea?

  • En nuestro centro de salud más cercano con su respectiva cita previa
  • En consultas de enfermería de atención primaria en un centro privado
  • Enfermera a domicilio para así no tener que salir de casa


6 comentarios:

  1. Yo me inyucto clesana en la barriga me la puedo pinchar en los muslo tambien

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Hola,
    debido a mi enfermedad de Crohn me inyecto semanalmente en casa un biológico, pero dado que soy bastante delgado tengo dificultades para agarrar un buen pellizco en el abdomen (especialmente la parte entre las costillas y la horizontal que pasa por el ombligo), por lo que algunas veces se sale el líquido (es jeringa precargada, no puede haber exceso de líquido) y otras me sale un bulto que parece indicar que el liquido no ha llegado bajo la piel.
    Me gustaría saber que puedo hacer para no fallar al pinchar, ya que además de doloroso es bastante frustrante.
    Gracias y un saludo!!

    ResponderEliminar